17 oct. 2011

La gestión documental, un salvavidas en plena crisis.

Esta actividad está viviendo un proceso de transformación en el que la innovación tecnológica es el nuevo vehículo. La digitalización de los documentos es un gran paso que facilita los procesos internos de las empresas y que supone un ahorro importante. "El sector de la gestión documental es ahora mucho más que el archivo y conservación de información", explica Jesús Usar, presidente de la firma Docout; "desde hace tres o cuatro años incluye servicios de BPO (business process outsourcing)", que consisten en externalizar toda una serie de procesos internos de las empresas que suponen un elevado gasto no productivo.
La llegada de la crisis ha dinamizado el sector y multiplicado la demanda. La caída de los ingresos se intenta compensar con un control del gasto no productivo para cuadrar los balances. Dentro de los gastos corrientes, la gestión documental ocupa una buena porción y, además, adolece de eficiencia, debido a que este no es el ámbito de actuación propio de las compañías, de modo que externalizar todos estos procesos supone una reducción de costes de hasta el 50%. Un auténtico salvavidas para las empresas.
Un buen puñado de empresas españolas está apostando fuerte por el sector de la gestión documental con inversiones importantes en I+D+i. Estas compañías desarrollan productos muy competitivos en el mercado internacional con tecnología 100% española.

No hay comentarios: