16 oct. 2011

Internet también contamina.

Según la Agencia para el Medio Ambiente y el Control de la Energía (ADEME, según sus siglas en francés) un correo electrónico con un archivo adjunto de 1 MB, que leen varios usuarios durante cinco minutos, cada uno en su respectivo ordenador, puede generar el equivalente de 19 gramos de CO2.
Para su investigación, la ADEME gala ha calculado el "coste energético" de la escritura y envío de correos electrónicos, siguiendo la cadena de producción y distribución, en su viaje desde el ordenador donde ha sido elaborado el e-mail, a través de los múltiples ordenadores del proveedor de Internet y las bases de datos que gestionan el tráfico de los envíos y recepciones, hasta llegar a sus destinatarios.
Por otra parte, un estudio de la Universidad de Harvard, en Massachussets, (EE. UU.), ha calculado que realizar dos consultas en Google emite el mismo CO2 que el que se produce al hervir agua en una tetera.
Cuando una persona introduce en la barra de Google las palabras de la búsqueda que quiere hacer, su consulta se dirige a varios servidores que se encuentran situados a miles de kilómetros entre si, en Estados Unidos, Europa, Japón y China, y que compiten el uno del otro. Entonces, el portal muestra el que responde más rápidamente, para reducir al mínimo los retrasos en las búsquedas.

No hay comentarios: