27 oct. 2011

Cuando el flamenco era peligroso y marginal.

El Archivo Histórico Provincial de Sevilla expone al público un conjunto de documentos sobre cuando el flamenco era clandestino, perseguido o, simplemente, degradado a la categoría de 'Circo y Variedades'.
'La trastienda del flamenco' no es una exposición deslumbrante, pero tiene valor por lo que sugiere: el lado más canalla, más comprometido del arte jondo.
Los documentos exhibidos abarcan buena parte del siglo XX: desde el expediente judicial de la quiebra del Salón Variedades de Sevilla (1935) hasta el informe que elaboró la Policía tras un recital de Manuel Gerena (1973), "artista conocido por su participación en homenajes a personas de reconocida tendencia política adversa al régimen", según puede leerse en el documento.

No hay comentarios: