6 ene. 2012

Tolkien se quedó sin Nobel porque el jurado pensó que escribía mal.

Las siempre misteriosas deliberaciones del comité de los galardones de la Academia sueca no se desvelan hasta 50 años después de su entrega, cuando el dossier correspondiente es ceremoniosamente hecho público en la Biblioteca Nobel en Estocolmo.
Según los documentos del fallo de 1961 revelados esta semana, aquel año el jurado decidió pasar por alto nombres como los de Lawrence Durrell, Robert Frost, Graham Greene, E. M. Forster o el propio Tolkien y concedió el Nobel de Literatura al escritor yugoslavo Ivo Andrić.
Tolkien fue nominado por su amigo C. S. Lewis, pero Anders Österling, el crítico literario dominante en la Academia, dijo sobre la obra de Tolkien: «el resultado no está, en modo alguno, a la altura de la narración de calidad».

No hay comentarios: