29 ene. 2012

Las fotos de carrete y Polaroid vuelven a la vida en Bangkok.

Los adolescentes de Tailandia empiezan a usar este tipo de cámaras antes que las digitales, una tendencia que sigue en otros lugares del planeta.
"Cuando parecía que la fotografía tradicional estaba muerta, surgió esta nueva tendencia para sacar del armario y desempolvar las cámaras antiguas", explica Khun Boy, propietario de una tienda que vende "joyas" del siglo pasado en Bangkok.
Los fieles del nuevo movimiento han elegido volver a colocar la película en sus vetustas cámaras y olvidarse, de momento, de las nuevas tecnologías digitales.
Uno de los bienes más demandados e impulsores de esta moda son las cámaras lomográficas, un invento nacido en San Petersburgo cuando agonizaba la Unión Soviética y cuya característica principal es la saturación de los colores en el centro de la instantánea. "El atractivo de esta cámara está en sus defectos, nunca sabes como saldrá la fotografía".

No hay comentarios: