16 ene. 2012

El robo de información por parte de los empleados se convierte en una importante preocupación para las compañías.

De acuerdo a un estudio publicado por Iron Mountain, el 20% de las empresas europeas consideran que el robo de datos por parte de empleados es el mayor riesgo de seguridad al que se enfrentan, por encima de las amenazas externas o los desastres naturales.
Para minimizar el riesgo de robo se recomienda implementar, entre otras, las siguientes prácticas:
• Identifique y priorice toda la información que posee su empresa: desde documentos legales hasta propiedad intelectual.
• Establezca procesos internos firmes para reducir el riesgo de robo, incluyendo controles rigurosos de la información más importante. Debería además incluir una auditoria que informe sobre cuándo, dónde y cómo entra el personal en contacto con la información de la empresa. Es necesario, asimismo, usar la tecnología apropiada para garantizar la custodia de la información dentro o fuera de las instalaciones de la empresa.

1 comentario:

Enrique dijo...

Esta noticia es muy interesante. Por un lado, creo, un trabajador satisfecho, no roba; y por otro, con la desconfianza, la desaparición de incentivos laborales y el aumento de este tipo de medidas, acabamos convirtiendo al trabajador en esclavo, puramente.