3 feb. 2012

Thomas Jefferson, defensor de la libertad y dueño de 600 esclavos.

El Museo Nacional de Historia Americana, que pertenece al Smithsonian, inaugura en Washington D.C una exposición sobre la esclavitud en Monticello, la finca de Virginia en la que residía el presidente Thomas Jefferson.
Los documentos, las fotos y los objetos, que pertenecen a la finca y a la colección del Smithsonian, indagan en la vida de seis familias de esclavos que trabajaron en las plantaciones del tercer presidente de los EE UU.
Cepillos de dientes con mangos hechos de hueso, ollas de hierro para cocinar las raciones semanales que el amo les proporcionaba y que completaban lo que ellos mismos recogían, viejas hebillas de zapatos, modestos peines...
Los organizadores destacan de Monticello es una mina de información. Su dueño lo documentaba todo meticulosamente en listas, tablas, anuarios y horarios.
Entre los objetos destacados de la exposición, además de la pequeña mesa en la que redactó el borrador de la Declaración de Independencia, hay una factura de la compra de una "chica negra llamada Clary" que Jefferson compró por 50 libras.

No hay comentarios: