19 may. 2012

A vueltas con la Ley de secretos oficiales...

Es la gran ¿desconocida?, la Ley franquista 9/1968, de 5 de abril, reguladora de los Secretos Oficiales y todavía vigente.
Según esta legislación pueden ser declaradas materias clasificadas los asuntos, actos, documentos, datos y objetos cuyo conocimiento por personas no autorizadas pueda dañar o poner en riesgo la seguridad y defensa del Estado. 
Según el Decreto 242/1969, de 20 de febrero, por el que se desarrolla esta norma, la clasificación de "secreto" se aplicará a las materias que "precisen del más alto grado de protección por su excepcional importancia y cuya revelación no autorizada por autoridad competente para ello, pudiera dar lugar a riesgos o perjuicios de la seguridad del Estado, o pudiera comprometer los intereses fundamentales de la nación en materia referente a la defensa nacional, la paz exterior o el orden constitucional". 
"La clasificación de reservado se aplicará a los asuntos, actos, documentos, informaciones, datos y objetos no comprendidos en el apartado anterior por su menor importancia, pero cuyo conocimiento o divulgación pudiera afectar los referidos intereses fundamentales", añade. Agrega que "siempre que sea posible", la autoridad encargada de la calificación indicará "el plazo de duración de ésta" 

En el blog http://www.madrimasd.org/blogs/Historia_RRII, Carlos Sanz Díaz denuncia estos días las dificultades de los investigadores para realizar su labor en el Archivo General del Ministerio de Asuntos Exteriores de España. 
"Alegando la existencia de un acuerdo del Consejo de Ministros, la Secretaria General Técnica, de quien depende el archivo, está denegando a los usuarios la consulta de documentación diplomática del franquismo, la transición y la democracia, e incluso de periodos anteriores". 
El acuerdo en cuestión es el “Acuerdo sobre política de seguridad de la información del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación por el que se clasifican determinadas materias con arreglo a la Ley de Secretos Oficiales", que el Consejo de Ministros aprobó el 15 de octubre de 2010.

Bueno, pues aquí dejamos este "recordatorio" de la situación...