14 may. 2012

Del anarquista Parra al "disolvente” Neruda.

El Archivo General de la Administración desempolva los expedientes de censura sobre autores chilenos que custodia.
Fotos, carteles y documentos de todo tipo componen la muestra "La poesía chilena en los ojos de Nicanor Parra", en la que los ojos se van inevitablemente a los informes de los censores.
Se pueden leer, por ejemplo, los dos primeros poemas de Parra que llegaron a España, allá por 1961, cuando el antipoeta ya era un autor muy conocido en América. Nocturno y Se canta al mar formaba parte de una antología de poesía chilena “desde La Araucana hasta el disolvente Neruda”, según el juicio del censor. Gabriela Mistral, Vicente Huidobro o Enrique Lihn, un “resentido contra USA y sobre todo Europa...”, también cuentan con expedientes, así como la cantante y escritora Violeta Parra.