17 may. 2012

Impiden la subasta de dos dibujos de Gaudí.

Los Mossos d'Esquadra han impedido la venta en una sala de subastas de Barcelona de dos dibujos de Antoni Gaudí, en los que se plasma el proyecto de la cripta de la colonia Güell, debido a la denuncia presentada por la parroquia de la colonia que considera que las obras son suyas. 
La unidad especializada en patrimonio de la policía autonómica ha entregado las diligencias al juez de Sant Boi del Llobregat y en su atestado señala que las ha tramitado de forma urgente para que el magistrado pueda decidir rápidamente si pueden ser subastadas o no. 
La historia de los dibujos es curiosa. Cuando estalló la Guerra Civil, los habitantes de la colonia quemaron matojos y leña para simular que destruían los enseres de la iglesia, pero en realidad los ocultaron; los utensilios del taller de Gaudí fueron a parar a la masia Can Soler y los objetos litúrgicos se escondieron en los túneles ubicados bajo la cripta. 
En el año 1962, la masía fue adquirida por una mujer, que encontró en la carbonera los dos dibujos. Esta señora consultó en 1970 o 1971 a uno de los máximos conocedores de la obra de Antoni Gaudí, el catedrático Joan Bassegoda Nonell, que las autentificó. Las piezas fueron vendidas a un anticuario, quien años después las trasfirió a su sobrino, el actual propietario.