19 may. 2012

Minibibliotecas gratuitas, una iniciativa vecinal que se extiende por el mundo.

Rick Brooks y Todd Bol viven en el estado de Wisconsin y se reúnen los fines de semana para hacer pequeñas casas de madera. Exquisitamente adornadas y pintadas, contienen librostítulos para quien quiera llevárselos, sin ningún compromiso salvo devolverlos, o en caso de encapricharse, reemplazar el libro por otro. 
Little Free Library es una iniciativa parecida al book crossing, pero con la intención de crear conciencia de barrio a la vez que se incita a la lectura. 
Lo que comenzó como un proyecto altruista de dos personas se ha universalizado. Ya hay más de 40 estados de EE UU y 20 países más que tienen minibibliotecas gratuitas. 
Hay cabañas llenas de libros en lugares tan remotos como Accra (Ghana), Pointe-Noire (República del Congo) o Victoria (Australia). En Europa todavía escasean: hay una en Inglaterra, dos en Alemania y una en Italia, pero eso es fácilmente solucionable con un poco de voluntad.