14 may. 2012

El reto de que 3.850 juzgados hablen el mismo lenguaje.

Avantius, Adriano, Cicerone, Atlante, Themis... y así hasta ocho plataformas informáticas conviven en el sistema judicial español sin interoperabilidad, es decir, cada comunidad tiene su propio lenguaje. 
Esta incompatibilidad de sistemas es con la que pretende acabar el Ministerio de Justicia actual, después de que ya lo intentara sin éxito el anterior ministro, Francisco Caamaño, que el 10 de diciembre de 2009 lanzó el Esquema Judicial de Interoperabilidad y Seguridad (Ejis). 
El 4 de mayo se firmó entre el CGPJ y el Ministerio de Justicia un acuerdo de colaboración para favorecer la interoperabilidad. Se pretende hacer compatibles los entornos tecnológicos que ya existen para que no se desaprovechen las inversiones que han hecho las comunidades autónomas y "evitar llevar a cabo desarrollos informáticos duplicados o innecesarios". 
Pero lo cierto es que las comunidades siguen tomando iniciativas. Cataluña ha comenzado a aplicar la aplicación E-justicia.cat, un nuevo sistema informático que arrancó el lunes pasado en un juzgado de Barcelona y se pretende extender a toda la comunidad. El objetivo es abandonar el papel y que todos los procedimientos sean electrónicos. 
La disposición de las comunidades a sincronizarse tecnológicamente fue mostrada el lunes pasado en la primera conferencia sectorial de Justicia. 

No hay comentarios: