31 dic. 2011

Funcionarios del juzgado de Alzira trabajan entre montañas de papeles.

Mala ventilación, montañas de papel por todas partes, plagas de insectos, carencia de aseos públicos y 8 casos de media que resolver cada día.
Así se plantea la jornada para un trabajador del juzgado de lo Penal de Alzira (Valencia).
Este juzgado abrió en 2007 y pocos meses después los trabajadores vieron que el lugar «no era adecuado». Hartos de tener que sortear kilos de papel para acceder a un expediente concreto, o de tener que salir del recinto para acudir a un lavabo, acudieron a un sindicato para que les ayudase en su causa.
Intersindical Justicia ha presentado una denuncia ante la Inspección Provincial de Trabajo de Valencia «por el incumplimiento de las disposiciones mínimas de seguridad y salud en el lugar de trabajo y por los riesgos psicosociales que pueden sufrir los trabajadores».

1 comentario:

destructora de documentos dijo...

Con la de trabajo que se evitaría tener todos estos documentos en el ordenador, aliviaría trabajo y se haría más rápido, solo haría falta una destructora de documentos para eliminarlos con seguridad