13 jul. 2012

La conservación de documentos, clave para las empresas españolas.

Ante un nutrido número de empresas, la empresa Iron Mountain y el despacho de abogados Eversheds Nicea, compartieron su experiencia para un cumplimiento óptimo de los periodos legales de conservación de documentos.
La legislación española, a través de normas recogidas en el Código Civil, el Estatuto de los Trabajadores o en la Ley General Tributaria, por citar algunos ejemplos, establece diferentes periodos de conservación de documentos, lo cual obliga a las empresas a retener documentación durante periodos variables de tiempo.
La situación puede causar confusión en empresas que no tengan establecido un modelo eficaz de gestión documental, con el riesgo de que no se conserve información que pueda ser relevante en un futuro o, por el contrario, que se conserve más información de la necesaria o durante más tiempo de lo imprescindible, lo que puede llevar a impedir el acceso, incrementar los costes de almacenamiento o aumentar la posibilidad de que caiga en manos equivocadas.