18 jul. 2012

Autor del Código Da Vinci nunca estuvo en el Archivo Vaticano.

El Archivo Secreto Vaticano cumple este 2012 cuatro siglos de existencia y en sus 85 kilómetros lineares de estanterías todavía conserva inexploradas respuestas a algunos de los misterios más intrigantes de la humanidad.
“Desmintamos el lugar común, la palabra ‘secreto’ en el nombre ha sido mantenida por los Papas como tradición pero quiere decir únicamente ‘privado’. No significa que sea inaccesible”, explica Alfredo Tuzi, secretario de la Escuela de Paliografía de la Santa Sede.
“Aquí nunca estuvo Dan Brown”, refiriéndose al escritor inglés autor de libros como el Código Da Vinci o Angeles y Demonios.
El paleógrafo precisa que desde 1881 todos los documentos pueden ser consultados libremente, sólo basta una carta de recomendación de un instituto o de un profesor universitario. Actualmente 1.500 estudiosos de más de 60 países acceden cotidianamente a ellos.
Pero no todos los textos se encuentran a disposición de los investigadores. Por tradición únicamente el Papa tiene la facultad de abrir una parte de los archivos a la consulta y poner a disposición del público el contenido correspondiente a todo un pontificado.