24 jul. 2012

El mayordomo pide perdón al Papa en una carta y asegura que actuó solo.

Paolo Gabriele, el mayordomo imputado por la justicia vaticana del robo de decenas de documentos confidenciales del Papa Benedicto XVI, ha pedido formalmente perdón al Pontífice mediante una carta privada.
El sábado pasado el mayordomo recibió el beneficio de la libertad vigilada tras pasar 50 días en calidad de detenido en una celda de seguridad ubicada al interior del cuartel general de la Gendarmería Vaticana.