22 jul. 2012

En busca del pasado perdido de China.

Debido a los eventos acontecidos en el país durante el siglo XX, la mayoría de las fotografías fueron destruidas ya sea por la guerra, la invasión o la revolución. El gobierno de Mao Zedong consideraba el pasado como una época oscura que debía ser borrada para dar lugar a una nuevo país.
La Revolución Cultural de finales de la década del 60 terminó el trabajo. Fotos de vacaciones, de bodas o de bebés podían ser todas ellas incriminatorias. Por esta razón, muchos destruyeron sus colecciones familiares, borrando en el proceso 150 años de historia. Pero ahora, China está abriendo sus horizontes, mirando a Occidente en busca de su pasado, intentando recuperar su historia cosmopolita.
El problema es que es casi imposible encontrar esta clase de fotos en el país. Se encuentran en los áticos y los armarios de los extranjeros.
Robert Bickers, profesor de la Universidad de Bristol, trabaja en un proyecto para reunir estas fotos y ponerlas a disposición del público de forma gratuita.
Los británicos -comerciantes, misionarios, funcionarios de aduana, policías- estaban por todas partes, incluso en áreas remotas donde nadie antes había llegado con una cámara. Algunas colecciones registran una vida frívola y privilegiada. En otras fotografías se puede apreciar un paisaje que ya no existe: el rápido crecimiento urbano reemplazó los antiguos edificios históricos por rascacielos.