25 de ene. de 2011

Un «fallo informático» deja a las partes sin copia del sumario del Caso Poniente.
La informática volvió a jugar una mala pasada. Algunos de los letrados que verbalmente conocían que podía haberse levantado el secreto de sumario se dirigieron hasta los juzgados de Almería con el objetivo de recoger el auto y la copia de las investigaciones. Pero no pudo ser así. Un fallo informático impidió a las partes llevarse su correspondiente DVD con los tomos digitalizados en su interior. «No se podían copiar, y había cuatro tomos que aún no se habían digitalizado».
Ante el problema, y por si el error fuera de los ordenadores de los juzgados, agentes judiciales habrían ido a una copistería cercana con el objetivo de efectuar las reproducciones en dicho establecimiento, así como obtener copias de los tomos del sumario que aún no habían pasado por el escáner. Pero ante la imposibilidad de hacer los duplicados tampoco allí, no será, al menos hasta hoy, cuando los letrados de las partes personadas en el caso puedan acceder a su correspondiente ejemplar de las investigaciones judiciales del Caso Poniente.
Más información