14 ago. 2012

París recuerda la redada de niños judíos por policías franceses hace 70 años.

La Municipalidad de la capital francesa presenta hasta fotografías, cartas, dibujos o documentos oficiales, muchos de ellos inéditos y procedentes de colecciones particulares, para ilustrar uno de los episodios más negros de los que vivió el país.
Una barbarie que tiene como fecha símbolo los 16 y 17 de julio de 1942 cuando las fuerzas del orden llevan a cabo en París una redada de 14.000 judíos, sin distinción de edades (4.000 eran niños), la mayor parte recluidos en un primer momento en el Velódromo de Invierno, antes de ser transferidos a otros campos en Francia y luego a otros de donde muy pocos regresarán.
Oficialmente Francia no reconoció su responsabilidad en la persecución y la exterminación de judíos planificada por los nazis hasta que en un ya histórico discurso el 16 de julio de 1995, el entonces presidente, Jacques Chirac, dijo que "sí, la locura criminal del ocupante, como todo el mundo sabe, fue secundada por franceses, secundada por el Estado francés".