31 ago. 2012

EEUU impacta al mundo con una biblioteca única en Kansas City.

La creatividad nos sorprende en los lugares más inesperados. En una cumbre del Tibet, en un restaurante bajo el mar... o en forma de libros de 9 metros de alto y 3 metros de grosor en la América Profunda.
La Biblioteca Comunitaria de Kansas City es un monumento consagrado a la literatura. Desde las estanterías de sus pasillos hasta su fachada, decorada como si de una fila de libros dispuestos como fichas de dominó se tratase.
El proyecto nació como una idea para revitalizar el centro de la ciudad y maquillar el rostro de la biblioteca con el fin de hacerla más fresca, original, atrayente e inspiradora. Que la gente se detuviera a su paso y sintiera deseos de descubrir el tesoro de papel que se esconde tras sus paredes. Por ello, se les preguntó a los habitantes de Kansas qué obras, a su parecer, eran las que mejor representaban la esencia de la ciudad. Los títulos se convirtieron en las encuadernaciones del impresionante diseño de la fachada.