29 ago. 2012

Macroestructura en la Generalitat Valenciana para evitar fugas de información y preservar la confidencialidad

Dos órganos, con sus respectivos miembros, y al menos seis funcionarios en cada una de las conselleries y empresas públicas serán los encargados de custodiar los datos y archivos que maneja la Generalitat y cuya información se considera confidencial.
El Consell ha aprobado el decreto por el que se establece la organización de la seguridad de la información de la Generalitat y que implica la constitución de una macroestructura destinada a garantizar que no se produzca ningún tipo de filtración.
La regulación afecta en líneas generales a la información que maneja la Administración valenciana como consecuencia de la prestación de sus servicios y que, en buena medida, está sometida a los avances tecnológicos.
El Consell estima que es necesario reducir los riesgos y hacer un reparto de tareas y responsabilidades entre el personal encargado de custodiar los datos. La protección abarca desde los ficheros de datos personales que obran en poder de las conselleries hasta el patrimonio documental.