13 ago. 2012

El Ayuntamiento de León no guardaba 'copias de seguridad externas' de sus sistemas informáticos.

El pasado viernes el Ayuntamiento de León resultó afectado por un fuerte incendio. El equipo de gobierno se encomienda ahora a la fortuna, a los sistemas de seguridad y al 'blindaje' del denominado 'búnker informático'.
Desde hace "al menos seis meses" las copias de seguridad de los sistemas informáticos no se traslaban al exterior del edificio municipal.
Más allá de que este extremo incumpliría la ley de Protección de Datos, lo cierto es que ahora todas las miradas en el seno municipal se centran en conocer el estado que presentan los servidores y los archivos informáticos municipales.
El denominado búnker informático, al que solamente se podía acceder por un sistema de 'huella digital', se encuentra situado en la sexta planta del Consistorio. Allí se encuentran los servidores y los archivos. Los primeros, protegidos por el propio 'búnker' y los archivos, sobre el papel, incorporados en armarios ignífugos con una capacidad para soportar una temperatura de mil grados.
La posible pérdida de datos es ahora el principal punto de preocupación del equipo de Gobierno municipal. Si el 'búnker' se ha dañado, los datos municipales de contabilidad, nóminas, padrón, vehículos, IBI, actas municipales, Impuesto de Actividades Ecómicas y expedientes urbanos, entre otros, podrían estar en serio riesgo.