23 ago. 2012

El Códice Calixtino, a la vista de todos.

El Códice Calixtino, recuperado este verano después de que fuese robado de la catedral de Santiago hace un año, podrá verse solo durante cuatro días en una gruesa urna de cristal blindado, dentro de una exposición divulgativa que ha requerido medidas de seguridad "carísimas".
El robo de este valiosísimo manuscrito medieval por un exoperario de la catedral de Santiago y su posterior recuperación ha suscitado tal interés en el público, que el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, decidió organizar esta muestra para dar a conocer el original, que será sustituido a partir del lunes por un facsímil.
Durante la presentación de la muestra a la prensa, los miembros del Cabildo destacaron las medidas de seguridad que ahora rodean al Códice, aunque el deán insistió en los peligros de las bandas especializadas de ladrones. "Que el Apóstol lo proteja", indicó.