14 ago. 2012

Jaén recogerá el legado de Miguel Hernández.

El legado de Miguel Hernández abandona definitivamente la ciudad de Elche, donde ha permanecido los últimos 27 años, y se instalará en la provincia de Jaén. La familia del poeta ha alcanzado un acuerdo con la Diputación de Jaén y con el Ayuntamiento de Quesada –el municipio de donde era natural la esposa del poeta, Josefina Manresa- para que los 5.000 documentos, manuscritos y objetos personales lleguen a la tierra que sirvió de fuente de inspiración al autor de Andaluces de Jaén.
Las discrepancias entre los herederos del poeta y el Ayuntamiento de Elche, en cuyo archivo se custodiaban los manuscritos, documentos y objetos personales del autor, han motivado que este patrimonio acabe finalmente en Quesada. De momento, se desconoce la contraprestación económica que los herederos del poeta, que llevaban varios meses negociando, recibirán de las instituciones jiennenses.
"Ha sido un tema político e ideológico. Nada más", ha recalcado la nuera del poeta, negando que se pidiera al Ayuntamiento de Elche tres millones de euros a cambio del legado; una cantidad que, eso sí, han reclamado por vía judicial a través de una demanda admitida a trámite por lucro cesante, daños morales y daños a la imagen del poeta.