12 jun. 2012

Un archivo de fotos recrea la vida de una comunidad de los indios pueblo en el siglo XIX.


Los cambios radicales sufridos por una población de indios mesoamericanos tras la llegada del ferrocarril aparecen documentados en una colección de fotos del siglo XIX que se acaba de exhibir en el National Museum of American Indian de Nueva York.
La muestra, titulada Time Exposures, se centra en la comunidad de Isleta Pueblo, 20 kilómetros al sur de Albuquererque.
Habitada por indios pueblo, la comunidad es una de llamadas así por los franciscanos españoles porque sus habitantes residían en construcciones de barro y piedra interconectadas, similares a los pueblos ibéricos. En Isleta Pueblo los curas levantaron una misión en 1612.
La comunidad adquirió notoriedad porque el ferrocarril llegó al lugar en 1881. El tren trajo a turistas en busca de exotismo, entre ellos algún rey europeo en viaje oficial por los EE UU que deseaba ver de cerca a los indios.