16 jun. 2012

El caso de los archivos secretos de la Policía de Mubarak que siguen ocultos en manos del Éjército.

Los manifestantes habían oído rumores de que cientos de archivos secretos de la Policía se estaban destruyendo. Comenzaron a asaltar los edificios de Seguridad del Estado egipcio -inexpugnables hasta entonces- para tratar de rescatarlos con vida.
Aquel día fue bautizado como el "Día de la Bastilla de Egipto", o el “momento Stasi”.
Custodiaron los tesoros de papel hasta que llegó una delegación de jueces. Estos prometieron que se abriría una investigación sobre estos archivos, pero un año después, no han cumplido y miles de documentos secretos aún descansan bajo la atenta mirada de sus nuevos dueños: las fuerzas armadas.
Ahora, los activistas están pidiendo que todos esos archivos se publiquen para ayudar en los procesos de condena tras la "Era Mubarak". Pero por ahora, ni el consejo de Gobierno militar, ni el Ministerio del Interior ha accedido a hablar sobre ellos, según un reportaje de la BBC.
Algunos de estos archivos se están encontrando ahora en lugares insólitos, desvela la cadena.