11 jun. 2012

Científicos británicos silenciaron aspectos de la vida sexual de los pingüinos.

Más de un siglo después de su elaboración, sale a la luz una descripción de las inusuales actividades sexuales de los pingüinos, escrita durante la expedición del Capitán Scott a la Antártida.
El artículo sobre los pingüinos de Adelia realizado por el oficial médico del Capitán Scott, George Levick, desvela prácticas homosexuales, intentos de aparearse con crías y hasta con hembras muertas por parte de lo que él describió como "machos depravados".
A su regreso a Reino Unido, Levick intentó publicar el documento titulado "La historia natural de los pingüinos Adelia", pero de acuerdo con Douglas Russell, especialista en huevos y los nidos del Museo de Historia Natural, era demasiado fuerte para la época.
Sólo dos de cien ejemplares originales de Levick sobrevivieron. Russell y sus colegas han publicado una reinterpretación de los descubrimientos del explorador en la revista Polar Records.
Russell cuenta que descubrió una de las copias por accidente. "Justo estaba mirando el archivo de George Murray Levick cuando moví unos papeles y encontré debajo de ellos este trabajo".

No hay comentarios: