13 jun. 2012

Ofrecen recompensa por información sobre el diplomático sueco que salvó a judíos.

La Fundación Internacional Raoul Wallenberg (IRWF) ha ofrecido 100.000 euros de recompensa por información que ayude a localizar, identificar y repatriar a su país los restos del diplomático sueco que salvó del holocausto a miles de judíos en Hungría y que desapareció misteriosamente hace casi siete décadas en una prisión soviética.
Wallenberg fue detenido en la capital húngara el 17 de enero de 1945 por los servicios secretos soviéticos junto a su chófer, Vilmos Langfelder, y la versión oficial de Moscú es que ambos fueron trasladados a una prisión donde el diplomático falleció de un infarto en julio de 1947.
Los responsables de la IRWF aseguran que están "convencidos" de que si Wallenberg y Langfelder hubieran muerto bajo custodia de las fuerzas soviéticas habría documentos históricos que lo acreditasen, pero critican a las autoridades rusas por impedir que se investiguen sus archivos.