30 jun. 2012

Luz sobre los secretos del Congreso.

El Congreso custodia desde 1979 cintas magnetofónicas de diversas comisiones que fueron en su día declaradas secretas. 
Se guardan bajo siete llaves grabaciones sobre la evolución y la situación del Grupo Rumasa, sobre los accidentes aéreos en Barajas de finales de 1984, sobre RTVE (1979-1982) o sobre la financiación de los partidos políticos.
La Cámara Baja guarda además un estudio del Consejo de Seguridad Nuclear que se redactó en los años 80, las cintas de una investigación sobre presuntos malos tratos a detenidos en el País Vasco entre 1989 y 1991 y las grabaciones sobre el asalto al Banco Central en Barcelona en 1981.
 
La vicepresidenta tercera de la Cámara, la popular Dolors Motserrat, está empeñada en desclasificar todo este material por su alto interés histórico. La decisión llegará, pero de momento no existe ninguna norma que obligue a las instituciones públicas a liberar material clasificado cada cierto tiempo.
La Mesa de la Cámara Baja está abierta a la desclasificación de sus legajos. De momento, esta semana ha aprobado, en relación con las comisiones de investigación declaradas secretas y sus grabaciones, que se proceda a la reconversión a soporte digital, así como a completar las transcripciones existentes con vistas a su eventual apertura al público y a los investigadores.