2 sept. 2012

Una mujer devuelve a la biblioteca de Chicago un libro que su madre sacó de la biblioteca en 1934.

Más vale tarde que nunca. Eso fue probablemente lo que pensó una mujer de Chicago cuando decidió devolver un ejemplar de 'El retrato de Dorian Gray' de Oscar Wilde que su madre tomó prestado de la biblioteca pública de la ciudad estadounidense hace 78 años.
La biblioteca estába llevando a cabo un programa de tres semanas de amnistía para todos los retrasos.
"Ella no paraba de decir: '¿No me vas a detener?'; y le dijimos: 'No, estamos muy contentos de que lo hayas devuelto", señaló Ruth Lednicer, directora de marketing de la biblioteca.
De no haber sido por la amnistía, la multa por esta novela de Oscar Wilde habría ascendido a 6.000 dólares.