27 de sept. de 2012

Los archivos de Sadam, "armas" que algunos quieren silenciar.

Entre los millones de informes de la policía secreta de Sadam Hussein, algunos resurgen de vez en cuando, removiendo un pasado doloroso. Se intenta acallar estos archivos, verdaderas "armas" contra las personas que evocan.
Al partido Baaz y a la policía secreta de Sadam nada les gustaba más que espiar a los iraquíes. Millones de informes se han escrito sobre la gente corriente, explica Saad Eskander, el director de los Archivos Nacionales.
Pero a diferencia de Alemania, donde poco después de la reunificación se estableció una administración responsable del tratamiento de los documentos de la Stasi, Irak ha sido testigo de la dispersión de sus archivos a los cuatro vientos. Solo a raíz de la invasión de 2003, el Pentágono se apoderó de 48.000 cajas de archivos.
A día de hoy, cuando nos acercamos al décimo aniversario de la caída de Sadam Hussein, estos archivos siguen siendo problemáticos.