2 sept. 2012

Cómo esconder información a la vista de todos.

¿Existe una amenaza oculta justo delante de nuestras narices? Cada día miles de millones de mensajes se envían a través de internet y no sorprende que algunos contengan información muy sensible.
Podemos decir que todos los mensajes entran en alguna de estas tres categorías:

  • Con sentido o sense - el mensaje se envía "limpiamente" y cualquier persona que intercepte los datos los puede leer fácilmente.
  • Sin sentido o nonsense - la información interceptada se convierte en un mensaje sin sentido para que sólo la gente con la llave correcta lo pueda descifrar, al reconvertirlo de "sin sentido" a "con sentido". Eso es la criptografía.
  • Sentido equivocado o missense - en el mensaje se insertan algunos datos inocuos para que nadie sospeche que allí hay un mensaje oculto. Esto se conoce como esteganografía.

Aunque no nos demos cuenta, probablemente ya estemos utilizando la esteganografía en nuestra vida electrónica diaria. Y es que se usa ampliamente para poner una "marca de agua digital" sobre datos electrónicos con información como la de derechos de autor. Las nuevas tecnologías son capaces de contener una considerable cantidad de información, sin tener ningún efecto perceptible sobre el objeto que se está marcando digitalmente. Fotografías, música e incluso los libros electrónicos utilizan esta tecnología.