1 may. 2011

La máquina de escribir, un dinosaurio en plena era digital

Esta semana se conocía que ha cerrado una de las últimas fábricas del mundo que seguía comercializando máquinas de escribir. Estaba en la India. 
"Detuvimos la producción en el 2009, y sin duda puedo decir que fuimos la última compañía del mundo que fabricó máquinas de escribir --declaró el director general de la multinacional india Godrej and Boyce--. Nos quedan 500 máquinas, 500 Godrej Prima, el último modelo que fabricamos".
Godrej and Boyce seguía produciendo las Godrej Prima porque enIndia y otros países (Filipinas, Sri Lanka, Angola, Mozambique) la gente las seguía comprando, pero su uso no es una extravagancia ligada exclusivamente a lo cultural, lo económico o lo geográfico: en julio del 2009, la prensa neoyorquina consignaba con estupor la noticia de que el departamento de policía había destinado un millón de dólares de su presupuesto a la compra de máquinas de escribir.

No hay comentarios: