3 jul. 2008

Una exposición rectifica la imagen del último zar de Rusia.
La exposición 'La corona del zar' busca rectificar la imagen de Nicolás II, un soberano débil y desdibujado, mostrándolo como un dirigente progresista y eficaz al frente del imperio ruso. Se exponen 200 piezas -fotos, dibujos o notas de la familia imperial-. Un documento recuerda por ejemplo que el joven zar, tan pronto subió al trono, tuvo la iniciativa de lanzar la Primera Conferencia Internacional de la Paz, reunida en La Haya en 1899. "Rusia es un país con un pasado imprevisible donde toda interpretación de los hechos históricos depende de quién esté en el poder", comenta el jefe del Archivo Nacional, Serguei Mironenko, "esta exposición es un testimonio emocional pero riguroso sobre Nicolás II", su reinado y sus últimos días".

No hay comentarios: