4 abr. 2011

El rastro letal de los nazis.
Los nazis planearon una campaña de envenenamientos y sabotajes contra los aliados al final de la Segunda Guerra Mundial para causar situaciones de pánico y posibilitar la llegada de un Cuarto Reich, según documentos hasta ahora secretos del MI5 británico.
Los nazis planeaban dejar comida y café envenenados para que los aliados los consumieran al tomar Alemania. Pero a esta estrategia primitiva de ataque se sumaba otra mucho más sofisticada que parece salida de James Bond. La organización planeaba el uso de mecheros que despidieran gases letales, venenos disfrazados de aspirina, y guerra bacteriológica con microbios que despedían los espejos-cartera de agentes femeninos...
El profesor Christopher Andrew, historiador oficial del MI5, que supervisó la desclasificación de los 180 documentos, reconoció que todo esto parece imposible pero «en la época era perfectamente lógico pensar que después de la victoria aliada quedaría un movimiento clandestino nazi que continuaría con su guerra secreta».
Más información

No hay comentarios: