9 mar. 2011

¿También tenemos derecho a no saber?
Parece contradictorio frente a todos los esfuerzos por tener acceso a la información, pero ¿podemos renunciar a ser informados? (es una pregunta que intenta contestar Susana Zavala en el blog de El Universal):
Países como España, Uruguay y Alemania ya han legislado sobre el derecho a no saber. Este derecho básicamente legisla en materia de salud específicamente en medicina genómica, protegiendo así la intimidad sobre la condición genética de los individuos.
Un caso de los más conocidos en esta materia fue el de la corredora sudafricana Mokgdi Caster Semenya, quien fue obligada a someterse a un examen de “verificación de género”, tras ganar la final del Campeonato Mundial de Atletismo de Berlín en 2009, debido a las sospechas de algunas de las corredoras sobre su verdadero sexo.
Semenya fue víctima de discriminación y aislamiento social y tuvo una grave crisis de identidad. Los expertos señalan que la “verificación de género” en el deporte debe ser abolida definitivamente.
En esta materia también se escucha debatir sobre si debemos ejercer nuestro derecho a no ser informados sobre las enfermedades genéticas a las que estamos predispuestos, debido a la angustia y perturbaciones que pudiera originar el conocimiento de estas dolencias.
Más información

No hay comentarios: