27 mar. 2011

El enigma de los libros milenarios.
El tesoro permaneció oculto durante 2 milenios dentro de una cueva del desierto, hasta que, por casualidad, hace 5 años, lo encontró un pastor. Se trataba de 70 misteriosos libros sellados de cobre y plomo. Sin saber qué hacer con ellos, los vendió a un beduino, Hassan Saeda, que vive al otro lado de la frontera y que pasó los libros de contrabando.
Saeda quería conocer su valor y terminó contactando con David Elkington, que desde entonces ha liderado la investigación y que comunicó el hallazgo a Jordania, que reclama la devolución. En definitiva es "un asunto delicado".

La interpretación de los libros ha desatado la polémica entre los expertos. ¿Pertenecen a los primeros cristianos? ¿Son libros cabalísticos? Quienes los han examinado consideran que no pueden ser falsificaciones, porque jamás se había encontrado nada parecido.
Un experto en lenguas antiguas, Jonh Sawyer, de la Universidad de Perugia, descubrió que están escritos en hebreo asmoneo, un estado muy primitivo de esa lengua, del siglo II a. C.
Sawyer confirmó que se trataba de textos encriptados y acompañados de una variada iconografía.

Fuera del debate que enfrenta a los expertos, el mayor problema al que se enfrentan los libros es terminar en el mercado negro, sin que sea posible investigar la colección en profundidad.

No hay comentarios: