11 mar. 2011

La Fuga de datos comienza en la sala de impresoras.
Un documento enviado por error a la impresora equivocada, o no contar con un plan que evite y regule qué empleados pueden tener acceso a los datos e informes estratégicos de la empresa son algunos de los errores que pueden provocar un mal uso de la información interna, o una fuga de datos hacia posibles competidores de la empresa. Sin embargo, son pocas las compañías que se preocupan por gestionar su documentación de manera adecuada.
De hecho, un estudio reciente de Infotrends pone de manifiesto que sólo el 24 por ciento de las empresas cuenta con planes para implantar y usar aplicaciones de seguridad en sus sistemas de impresión y gestión documental, lo que significa que tres de cada cuatro están poniendo seriamente en riesgo la seguridad de su información crítica y confidencial.

No hay comentarios: