7 mar. 2011

Las llamas devoran los secretos del régimen.
Cientos de manifestantes rodearon el sábado la principal oficina de Amn Al- Dawla, la Policía de Seguridad del Estado, en la ciudad Seis de Octubre, 30 kilómetros al sur de El Cairo, para intentar frenar la quema de archivos que se cree contienen evidencias de abusos a los derechos humanos.
Tanques y vehículos blindados del ejército acordonaron las oficinas para proteger a los asediados funcionarios de la policía secreta.
Montones de documentos y archivos fueron incendiados. Decenas de manifestantes utilizaron escaleras de madera para echar un vistazo por encima de una valla de tres metros de altura. Algunos se las arreglaron para rescatar archivos levemente quemados.
Más información

No hay comentarios: