25 oct. 2010

Los datos 'sensibles' de los burgaleses se guardarán en un búnker suspendido en el aire...
En total, entre 10 y 15 millones de registros que en estos momentos están custodiados en un espacio obsoleto, desfasado y, lo que es más preocupante, con grandes problemas de seguridad.
Una situación que dará un giro de 180 grados a finales de este año o a principios del que viene cuando eche a andar el futuro y ultramoderno Centro de Protección de Datos (CPD). Su importancia es tal que la ubicación de los dos espacios (el que dejará de funcionar y el que se estrenará en breve) es un secreto que hay que guardar "para evitar posibles ataques".
Para ser concretos, el Centro de Protección de Datos se ha construido como un espacio bunkerizado con forma de cubo que está suspendido en el aire (sujeto sólo por cuatro puntos) y al que se accede mediante un moderno sistema de apertura con huella dactilar al que sólo tiene acceso un número muy restringido de personas. Por si estos fuera poco, en su interior se encuentra una jaula metálica a la que también se accede mediante la misma fórmula y allí es donde se custodia la información.
Más información

No hay comentarios: