8 nov. 2010

La e-factura, un paso pendiente para las pymes.
Aunque la factura electrónica debería estar pisando fuerte en España, su penetración en las empresas y la Administración pública no está aumentando al ritmo previsto. Nuestro país ha sido uno de los pioneros en fomentar su uso, a través de la normativa aprobada el año 2007 y, en particular, de la Ley de Impulso a la Sociedad de la Información. Sin embargo, a pesar de todo este desarrollo legislativo, la utilización de la e-factura no está tan extendida como se esperaba.

Lo que muchos han dado en denominar el apagón del papel se produjo el pasado 1 de noviembre, fecha a partir de la cual pequeñas y medianas empresas están obligadas por ley a utilizar este sistema en sus relaciones contractuales con las diferentes Administraciones. En el caso de las compañías grandes, la norma entró en vigor hace algo más de 10 meses y, a pesar de todo, aún hoy, las grandes estructuras públicas no se encuentran lo suficientemente preparadas para emitir y recibir facturas electrónicas.
Más información

No hay comentarios: