18 abr. 2012

Papel a prueba de agua.

Un grupo de científicos del Instituto Italiano de Tecnología (IIT) crearon un proceso nanotecnológico que entrega propiedades extra al papel, incluyendo el magnetismo, la resistencia al agua, fluorescencia e incluso la capacidad de limpiarse a sí mismo.
Este nuevo proceso se basa en conseguir que las moléculas individuales (monómeros) de papel u otros materiales no tejidos se conecten a nanopartículas con propiedades específicas y formen un solo compuesto.
Por ejemplo, si se añaden nanopartículas de óxido de hierro, el papel pasa a ser magnético. En cambio, si las nanopartículas son de plata le dan propiedades antibacterianas.

No hay comentarios: