25 abr. 2012

El Rey llegó 'in extremis' de Botsuana para poder tramitarse nombramientos de embajadores.

La caída del Rey en Botsuana y su traslado urgente a Madrid ha puesto manifiesto que es necesario que don Juan Carlos se encuentre en España para tramitar con su mera presencia física reales decretos. 
Así, gracias a que el monarca, según fuentes de Zarzuela, llegó a Madrid poco antes de la medianoche del viernes 13 de abril procedente de África pudo legitimar jurídicamente los nombramientos de tres embajadores españoles. 
Según la legislación, Don Juan Carlos puede tramitar reales decretos de urgencia cuando se encuentre ausente por viajes oficiales, datándolos en el país donde se encuentre y actualizándolos a su llegada a España. Sin embargo, esta norma no es válida en viajes privados, como el de la cacería en África. 
Lo que sorprende es que el Rey llegó a España de forma anticipada por su caída, pero si no hubiera sufrido ese accidente y hubiera mantenido sus planes de seguir en África, ¿cómo se hubieran tramitado esos nombramientos? 

El parlamentario vasco Iñaki Anasagasti ha considerado esta primera respuesta, a falta de la oficial: "Como la Casa Real no está acostumbrada a la democracia, contesta a su manera", ha asegurado, "y nos contesta como si todos fuéramos tontos".

No hay comentarios: