19 abr. 2012

Cai Lun, el inventor de papel.

Antes de la dinastía Han Oriental [25 dC-220 dC], los libros eran hechos de materiales como maderas, bambúes o sábanas de seda. La seda era costosa y los bambúes, pesados; los estudiosos se sentían muy incómodos con estos materiales.
Cai Lun empezó a usar corteza de árboles, cáñamos, trapos de tela y descartes de redes de pesca como materia prima para hacer papel. Las materias primas eran trituradas y luego sumergidas en agua durante mucho tiempo. Posteriormente, las mezclas se hacían pasta, calentada y extendida en rebanadas delgadas. Tras el secado bajo el sol, la pasta se convertía en papel.
En el año 105 d.C., Cai Lun presentó el papel al emperador, que se sintió complacido y emitió un edicto imperial ordenando que el papel y el proceso de su fabricación fueran ampliamente adoptados alrededor de China.
El secreto de la técnica de la fabricación se mantuvo estrictamente durante siglos. En 751 d.C., durante los conflictos entre el imperio árabe y los chinos de la dinastía Tang, varios obreros chinos que trabajaban en las papelerías fueron capturados por los árabes, y pronto la industria del papel fue desarrollada en Bagdad y, gradualmente, se extendió en el mundo árabe.
Europa construyó el primer molino de papel 1.000 años después de que Cai Lun inventara el papel.
Aunque la industria de la fabricación del papel se está desarrollado bien en los tiempos modernos, aún emplea el proceso básico inventado por Cai Lun.

No hay comentarios: