10 sept. 2011

Transparencia, pero no accesibilidad.

Hay que agradecer el ejercicio de transparencia, aunque se pueda considerar escaso, que han hecho los diputados y senadores españoles al publicar una declaración de bienes y rentas. Una idea cuyo objetivo es loable pero cuya realización ha sido muy mala. Incluso lamentable. Porque unos documentos que deberían ser fácilmente localizables y completamente accesibles no lo han sido en absoluto debido a la forma en que han sido publicados y al formato escogido para ellos.
La información se publicó en PDF´s de imagen -un formato inaccesible para el análisis de datos- y diputado a diputado.
El Parlamento fue incapaz de facilitar los datos en un formato accesible, como una hoja de cálculo, una pequeña base de datos, un XML o cualquier otro formato estándar de los muchos que hay para el tratamiento de datos.
Y eso que sólo había que volver la vista hacia Estados Unidos o Reino Unido, que han demostrado que ofrecer los datos públicos de la forma adecuada es sólo cuestión de tomarse interés en ello.

No hay comentarios: