15 sept. 2011

El «catastrazo» cuesta 6 millones de euros.

Seis millones de euros costará que se notifique a los madrileños dueños de un inmueble su nuevo valor catastral, ya revisado. El aviso electrónico, que la Dirección General del Catastro puso en marcha en julio, no ha tenido mucho éxito por parte de los madrileños: apenas un 12 por ciento lo han aceptado. Ahora, habrá que pasar al método tradicional: enviar cartas certificadas a cada propietario con el nuevo valor. Y eso tiene un precio: 3,8 euros por cada caso, a multiplicar por más de un millón y medio de inmuebles en los que aún está pendiente notificar el «catastrazo».
La Dirección General del Catastro —organismo dependiente del Ministerio de Economía— comenzó en julio a enviar a los madrileños una carta en la que le remitía una notificación electrónica con su nuevo valor catastral. Para validarla, hay que entrar en una página web, introducir la clave que figura en la carta y el DNI, y aceptarla. Este procedimiento no ha tenido mucho éxito: apenas un 12 por ciento de los madrileños lo ha seguido.

No hay comentarios: