28 ago. 2011

Servicios secretos intentaron variar carácter de Hitler con estrógenos.

¿Adolf Hitler convertido en un ser menos agresivo a base de administrarle hormonas femeninas en la comida? Documentos secretos desclasificados revelan un estrambótico plan de los servicios secretos británicos. Así lo recoge el libro "Armas secretas: tecnología, ciencia y la carrera para ganar la Segunda Guerra Mundial", que verá la luz el próximo mes de septiembre, y cuyo contenido avanzan estos días diferentes diarios británicos.
¿si los espías británicos eran capaces de hacer llegar hormonas femeninas a la comida del Führer, no habría sido más efectivo administrarle sencillamente un veneno? Según Ford, no: "Hitler disponía de personas que probaban su comida antes que él. Cualquier veneno habría provocado inmediatamente la muerte de los catadores, impidiendo que la comida llegara a Hitler".

No hay comentarios: