2 ago. 2011

La póliza no suscrita del Códice Calixtino.

Muchos coleccionistas se van a la cama intranquilos desde que el Códice Calixtino desapareció de la catedral de Santiago de Compostela. Algunas compañías aseguradoras cuentan con pólizas específicas para este mercado, y también existen firmas especializadas en este segmento, pero se trata de un negocio muy específico, por lo que no todas las empresas que operan en España lo comercializan.
Su popularidad evoluciona de la mano de los ladrones de guante blanco y de noticias como el robo del Códice Calixtino.
"La alarma social suele durar 10 días. Se revisan las medidas de seguridad, se hacen algunos seguros... Después todo vuelve a ser como antes", explica David Encinas, de la filial de Axa especializada en arte, Axa Art. Cita como ejemplo el robo de un brazo del Cristo del Gran Poder de Sevilla, que llevó al 80% de las cofradías sevillanas a contratar una póliza.
Con las dificultades económicas, tanto coleccionistas privados como instituciones públicas hacen recortes en la protección de sus obras de arte. "El seguro del coche es obligatorio, prescindir del seguro de hogar puede resultar un problema, pero hasta que no sucede una desgracia no ves las consecuencias de no hacer un seguro de arte".

No hay comentarios: