20 feb. 2011

Cuando los hidalgos no pagaban impuestos...
La España que hoy sube impuestos se permitió en su día hacer la vista gorda con sus nobles. Había diferencias de clase. Duques, condes y marqueses no tenían nada que demostrar –simplemente gozar de serlo porque la suya era una nobleza de linaje–. En cambio, los hidalgos lo tuvieron un poco más complicado. A pesar de serlo por una serie de servicios a la Corona, ya fuera en razón de sus bienes, de méritos militares o de mercedes regias, debían demostrarlo a través de los Pleitos de Hidalguía que se solucionaban única y exclusivamente en la Chancillería de Valladolid –para los que vivieran en el norte del Tajo– y la de Granada –para los del sur–.

Una exposición en el Archivo de la Real Chancillería de Granada muestra hasta el 28 de febrero un recorrido por la historia de su lucha por conseguir ser hidalgos a través de trece documentos en pergamino que van del año 1431 al 1598 y que se escribieron en los reinados de Juan II, Enrique IV, los Reyes Católicos, Juana I y Carlos V. Si bien gracias a la literatura el más famoso será para siempre el Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha, en un censo de la España de 1797 fueron calificados como hidalgos nada menos que 400.000.
Más información

No hay comentarios: