3 mar. 2011

Las empresas gallegas firman en papel.
La firma en papel va camino de convertirse en una pieza de coleccionista. Da igual si el autor es un célebre cantante o un jubilado anónimo porque cuando la firma electrónica esté plenamente implantada los niños podrán saltarse el trámite de ensayar con el boli durante años hasta dar con una combinación de trazos a su gusto.
La transición de los garabatos de toda la vida al certificado digital no será fácil ni rápida. Y en Galicia puede incluso que cueste más, a juzgar por el bajo nivel de implantación que tiene aún la firma electrónica, la menor de todo el Estado.

Apenas un 16,4% de los gallegos de entre 16 y 74 años utiliza el DNI electrónico u otro tipo de certificado de identificación digital para hacer algún trámite ante la Administración. Unos recelos que, según parece, también están muy asentados en el tejido empresarial gallego.
Y es que, según un estudio del Colegio de Ingenieros en Informática de Galicia y de la Secretaría Xeral de Modernización e Innovación Tecnolóxica, los empresarios gallegos están a la cola en utilización de la firma electrónica.
Más información

No hay comentarios: